Nuestra Visión, Misión y Valores

Mary’s Meals es una solución sencilla contra el hambre basada en una idea que funciona - dando una comida nutritiva diaria en el lugar de la educación, niños con pobreza crónica son atraídos a la clase donde obtendrán una educación básica que les dará una vía de escape de la pobreza.

Nuestra Visión

Nuestra visión es que cada niño pueda recibir una comida diaria en su lugar de educación y que quienes tienen más de lo que necesitan, lo compartan con aquellos que carecen incluso de las cosas más básicas.

Creemos que si trabajamos juntos con aquellas personas que comparten nuestra visión, no hay razón alguna por la cual nuestro sueño no pueda hacerse realidad.

Open quote mark Lo que a nosotros nos importa es el niño hambriento. Mientras ante nosotros tengamos hoy niños hambrientos, los alimentaremos, al mismo tiempo que nos esforzaremos por encontrar la solución que nos permita alimentarlos a largo plazo a través de crear un movimiento global de personas que crean en nuestra visión. Close quote mark
Magnus MacFarlane-Barrow, Fundador y CEO de Mary’s Meals Global

Nuestra Misión

Mary’s Meals es un movimiento global que recibe ayuda de personas de diferentes edades, países y situaciones.

Nuestra misión es hacer posible que personas ofrezcan su dinero, bienes, habilidades, tiempo y oraciones y por su implicación, den la ayuda más efectiva a aquellos que sufren los efectos de la pobreza extrema en las comunidades más pobres del mundo.

La familia de Mary’s Meals acoge a todas aquellas personas que deseen participar, ya que creemos que todo el mundo tiene algo importante que ofrecer y con lo que contribuir a que nuestra visión se haga realidad.

Nuestros Valores

Nuestros valores son la base de todo nuestro trabajo y deben ser aceptados por todos los que participan en la realización de nuestra misión (desde los que participan en la recaudación de fondos hasta los voluntarios que viven y trabajan en las comunidades empobrecidas a las que ayudamos).

  1. Confiamos en la bondad innata de las personas.

  2. Respetamos la dignidad de todo ser humano y la vida familiar.

  3. Creemos en la buena administración de los recursos que se nos confían.

Existen muchas maneras diferentes de ayudar, brindando su tiempo, dinero, ideas y oraciones.