¡1.838.859 niños reciben Mary’s Meals!

A medida que cerraban las escuelas por la pandemia, no estaba claro cómo podríamos continuar proporcionando la comida diaria vital que supone para  los niños que ya confiaban en nosotros. Un año después, a pesar de estos desafíos, celebramos dar la bienvenida a más de 171.000 niños más a nuestro programa mundial de alimentación escolar.

Back to all stories | Posted on 25 March 21 in News

El año pasado por esta época, para mantener nuestra promesa a los niños que ya recibían Mary’s Meals, nuestros equipos de trabajo y los voluntarios de las comunidades hicieron grandes esfuerzos para adaptar nuestro modelo de alimentación escolar. Milagrosamente, mediante la distribución de raciones para llevar a casa en las comunidades, nos aseguramos de que la mayoría de los niños que solían recibir Mary’s Meals en la escuela, pudieran seguir disfrutando de una comida diaria mientras aprendían en casa.

Quizás aún más sorprendente, sin embargo, es el hecho de que hemos llegado al siguiente niño que espera Mary’s Meals, dando la bienvenida a 171.792 nuevos niños al programa de alimentación escolar de Mary’s Meals desde principios del año pasado.

La expansión de nuestro programa en Zambia en octubre y noviembre llevó comidas escolares nutritivas a más de 50.000 niños adicionales en el país. También pudimos agregar a partir de septiembre, más de 6.900 niños vulnerables al programa en Turkana (norte de Kenia) a pesar de que las escuelas estaban cerradas en ese momento. Sus familias recogieron la comida en los puntos de distribución de nuestra comunidad hasta que las escuelas reabrieron a principios de este año.

También trabajamos con nuestro asociado Feedback Madagascar para ampliar significativamente nuestra colaboración con ellos. Juntos, duplicamos con creces el número de niños que recibieron Mary’s Meals a través de este programa en el último año y ahora 25.460 escolares en Madagascar están recibiendo Mary’s Meals (incluidos los que se muestran en la vídeo de la escuela primaria de Ankarinomby).

Esta expansión, especialmente durante un año de tantos desafíos, es un logro increíble y un verdadero testimonio de la determinación y dedicación de nuestros equipos y socios para seguir esforzándose en brindar a los niños hambrientos una comida diaria en su lugar de educación, ya sea en la escuela o en casa.

El lanzamiento de nuevos programas de colaboración en 2020 nos permitió aumentar la capacidad y atender aún a más niños vulnerables. Pudimos llegar a los jóvenes en nuestro programa más reciente, en Níger, al empezar un segundo programa con nuestro socio de confianza Grandir Dignement, con quien también trabajamos en las prisiones de Madagascar. Ahora proporcionamos comidas diarias a los niños presos en tres centros de prisión preventiva en las ciudades más grandes de Níger: Niamey, Maradi y Ziner. Esta comida es vital para muchos de estos niños, algunos con solo 13 años, que están detenidos por delitos menores como el robo de alimentos y aún esperan juicio.

Mientras la pandemia llegaba al punto más alto, en Zimbabwe, empezamos a trabajar con un nuevo socio, Mavambo Orphan Care, proporcionando raciones para llevar a casa a más de 6.000 niños vulnerables en los municipios que rodean Harare, muchos de los cuales son positivos de SIDA. En Malawi, donde tenemos el programa de alimentación escolar más grande y de mayor duración, delegamos una pequeña parte de nuestro programa (que proporciona comidas a unos 5.000 niños) a MCSPA, una organización que gestiona algunas de las escuelas en las que alimentamos a los niños.

Todos esto se ha logrado mientras se producía una situación en constante cambio con el cierre de escuelas, implementando todas las medidas de seguridad necesarias y trabajando en estrecha colaboración con las comunidades y los gobiernos para informar y alentar a las familias sobre la mejor manera de prevenir la propagación de Covid-19.

Esta maravillosa noticia - que ahora 1.838.859 niños disfrutan de las comidas diarias en la escuela y tienen la oportunidad de aprender y prosperar - ha sido posible gracias a la generosidad de los colaboradores de todo el mundo y a los muchos pequeños actos de amor llevados a cabo en nombre de Mary's Meals para acercarnos a ese día en que todos los niños tengan suficiente para comer y puedan ir a la escuela.