¿Quién cocina las gachas en Malawi?

Casi 80.000 personas cocinan Mary’s Meals para los niños en Malawi cada día de colegio. Vamos a echar un vistazo más de cerca a por qué lo hacen…

Back to all stories | Posted on 4 March 19 in Blog

Anasi se levanta a las 3 de la madrugada para cocinar para su sobrina Ellen y sus amigos en la Escuela Primaria Mchokera: “Las gachas ayudan a los niños a estar fuertes en clase, de modo que puedan aprender. Vengo a cocinar para que no fallen en su educación.

Mifa, Escuela Primaria Mpotole: “Me hice voluntaria porque me animó ver más niños en la escuela. A mi hijo le encanta ir al colegio ahora. ¡Creo que es por las gachas!”

Fatimah, Escuela Primaria Kachere 1: “Mis niños van mejor en sus estudios. Saben leer y escribir, y podrán encontrar trabajo en el futuro.”

Goodson, Escuela Primaria Msabamwali: " A mí no me fue bien la escuela. Quiero que a mi hija le vaya mejor. Espero que las gachas ayuden a los niños a trabajar en clase.” 

Enipha, Escuela Primaria Libuda: “Los niños siempre están felices y sonriendo cuando reciben su phala (gachas).”  

Odilia, Escuela Primaria Muonekera: “Sin una educación, no hay futuro para nuestros niños. La comida escasea en esta comunidad. Ahora hay gachas en el colegio, los estudiantes asisten y permanecen en clase.”

Joyce, Escuela Primaria Makanjira: "Antes, los niños se hubieran quedado en casa o abandonado pronto la clase. Ahora tienen energía y están fuertes.” 

Margaret, Escuela Primaria Nansonjo: “Vengo a cocinar para que los niños sigan rindiendo bien en clase y acaben la escuela. Quizá puedan llegar a ser médicos o profesores.” 

Glena, Escuela Primaria Gumeni: “Las gachas son importantes porque ayudarán a los niños a acabar sus estudios y conseguir un trabajo.” 

Rebecca camina 2 kilómetros hasta la Escuela Infantil Noreen Davies llevando a cuestas a su hija de siete años, Paulina, con parálisis cerebral, a la espalda: “Cuando traje aquí a mi hija por primera vez, vi a las cocineras ¡y me hice voluntaria inmediatamente! Así, Paulina puede disfrutar sus clases y yo estoy aquí si me necesita.”

¡Gracias a nuestros extraordinarios voluntarios en Malawi, más de un millón de niños en el país pueden disfrutar de una taza de Mary’s Meals cada día de colegio!