Nuestro nuevo socio en Sudán del Sur

Reina la emoción porque Mary's Meals ha comenzado a servir comidas en 12 nuevas escuelas primarias en la región de Wau, en Sudán del Sur. En colaboración con nuestro nuevo socio MHA (Mary Help Association), otros 5.000 niños recibirán esta comida esencial todos los días de clase.

Back to all stories | Posted on 17 February 22 in Blog

Como organización establecida y de confianza en la región del noroeste de Sudán del Sur, MHA ha facilitado los pasos necesarios para que Mary's Meals llegue a los niños desfavorecidos de Wau. Nos unimos a MHA de una de esas formas que suceden a menudo en Mary's Meals, a raíz de contactos anteriores que nos reúnen de nuevo, a pesar de estar en mundos diferentes. Dos de las hermanas que colaboran en el proyecto de MHA en Wau habían trabajado anteriormente en la India y conocieron Mary's Meals gracias a la labor de nuestro fantástico socio allí, BREAD. Ahora, MHA ha asesorado y ayudado a la comunidad local en la construcción de almacenes de víveres y la formación de voluntarios para que cocinen para los niños.

¿Por qué aceptamos un nuevo socio?

Mary's Meals lleva apoyando a los niños de Sudán del Sur (antes parte de Sudán) desde 2008, mediante una duradera asociación con la Diócesis de Rumbek. Aunque el programa proporciona actualmente comidas diarias a más de 60.000 niños, todavía hay muchos más niños que necesitan ayuda urgente.

Una de las principales ventajas de contar con un socio adicional en Sudán del Sur es que podemos llegar a niños a los que no habríamos podido alimentar de otro modo, en zonas en las que trabajan pocas organizaciones aparte de MHA.

Aprovechando las estrechas relaciones que la MHA mantiene con las comunidades locales y las escuelas, podemos ayudar a garantizar que el programa se ejecute de forma coherente, de modo que los niños puedan contar con una comida nutritiva todos los días que acuden a la escuela.

La inestabilidad de estas zonas también afecta a la accesibilidad, la seguridad y la fiabilidad de las entregas: no es fácil hacer llegar los suministros a quienes los necesitan. Para nosotros es esencial trabajar con organizaciones locales experimentadas y familiarizadas con el paisaje.

Moses Kopurot, nuestro veterano colaborador en la diócesis de Rumbek, visitó MHA en los últimos meses para explicar el programa de Mary's Meals sobre la alimentación escolar y visitó algunas de las escuelas en las que estamos alimentando: "Este proyecto se encuentra en un lugar sumamente difícil.  Está muy adentrado en la selva y la población se encuentra en una situación terrible, alimentándose de productos silvestres para sobrevivir. Nunca les había visto en una situación tan difícil. La aldea está muy alejada, escondida por seguridad, pero también alejada de la ayuda. Las Hermanas han demostrado un gran coraje al encontrar a estas personas y trabajar tan duro para llevarles esta comida y apoyo en un desafío tan difícil. Sin embargo, los niños son tan vitales, con energía y capacidad para cantar y correr. Sólo quieren aprender y ser niños".

La situación en Sudán del Sur

Con un importante desplazamiento interno en todo el país, Sudán del Sur se enfrenta a unas condiciones desesperadas, con muchas de las escuelas abandonadas o destruidas durante el conflicto en 2016-2019. Los desafíos diarios son continuos, con algunos maestros caminando más de dos horas en ambas direcciones para llegar a las escuelas y enseñar. En este contexto inestable y rural, las personas, tanto jóvenes como mayores, siguen recuperando sus vidas con la ayuda de MHA.

La educación es vital

La clave para garantizar el futuro de las generaciones más jóvenes de Sudán del Sur reside en la educación, mientras los padres intentan proporcionar suficiente comida y refugio para mantener a sus hijos e hijas a salvo. Una comida garantizada en la escuela es algo que realmente cambia la vida de estos niños vulnerables.