Message from Magnus: Syrian refugee children to receive Mary’s Meals

We are set to launch our first-ever school feeding programme in the Middle East. Here, our founder Magnus MacFarlane-Barrow explains how we plan to bring a glimmer of hope to children's lives in Lebanon, allowing them to eat, learn and dream of something better.

Magnus MacFarlane-Barrow
Magnus MacFarlane-Barrow
Mary's Meals founder and CEO

Back to all stories | Posted on 2 March 16 in Update from Magnus

Estoy seguro de que todos sentimos una profunda compasión - tal vez incluso indignación - por la desesperada situación de los refugiados obligados a huir de Siria, devastada por la guerra. Como siempre, son los niños inocentes los que más sufren.

De hecho, esta guerra ha contribuido a un reciente aumento en el número de niños sin escolarizar en todo el mundo de 57 a 59 millones. Obligados a huir del derramamiento de sangre y del horror en su tierra natal, millones de niños sirios están ahora fuera de la escuela en los lugares en los que han buscado refugio. Por eso me complace compartir con vosotros que estamos planeando empezar pronto a servir las comidas de Mary’s Meals a un pequeño número de niños refugiados sirios que se han asentado en el vecino Líbano.

Como todos los padres, los sirios, lo que más desean para sus hijos es que sean alimentados y educados, junto a sus nuevos vecinos del Líbano, y así poder esperar un futuro más allá de su miseria actual. Una comida nutritiva, que se servirá cada día en una escuela del Líbano, permitirá aprender a los niños - uniéndose a los más de 1,1 millones de niños que reciben las comidas de Mary’s Meals en todo el mundo y que ya son capaces de soñar con algo mejor.

Doy gracias a Dios porque en este mundo en el que tantas cosas están mal y donde tantos niños sufren, nuestra familia de Mary’s Meals continúa creciendo. Muchos de vosotros estáis extendiendo vuestras manos a los más pequeños a través de esta misión nuestra, sencilla pero eficaz, la cual sigue creciendo de formas increíbles.

Pensé que ya lo había visto todo en términos de espectaculares actos de bondad, pero a finales de 2015 quedamos sencillamente abrumados por vuestra generosidad. Cada regalo fue recibido con nuestra sincera gratitud y respeto, y cada uno está siendo cuidadosamente utilizado para alimentar a niños hambrientos.

El Programa de Equiparación de Ayuda de nuestro gobierno del Reino Unido ha dado lugar a una cantidad de apoyo gigantesca. En todo el mundo se llevaron a cabo muchos más maravillosos actos de caridad en nombre de Mary’s Meals.

Son estos muchos pequeños actos de amor los que permitan a los niños soñar nuevos sueños. Bhuni, de ocho años de edad, es una de ellos. Vive en un barrio pobre de Nueva Delhi, India, y todos los días empieza a trabajar como "chatarrera” a las 6 de la mañana, una entre los millones de niños que sobreviven gracias a buscar entre los montones de basura para ganar dinero con el que comprar alimentos.

Ahora, Bhuni deja el trabajo durante una hora cada día y, así, ella puede tomar las comidas de Mary’s Meals y estudiar en una escuela improvisada. Ella se sienta con sus amigos en viejas bolsas de cemento colocadas sobre el suelo fangoso, en una habitación tan pequeña que su maestra sólo puede estar de pie entre ellos, mientras devoran arroz con verduras y aprenden.

Nuestro trabajo está creciendo, pero Mary’s Meals continúa haciendo algo simple: una escuela, un niño, de uno en uno. Yo os agradezco, en nombre de Bhuni, los niños sirios hambrientos y el más de un millón de niños que se comen en la escuela actualmente, sólo porque vosotros compartisteis con ellos lo que tenéis. Estáis cambiando sus vidas. Realmente sois vosotros.

 

Caption: Syrian refugee children in a Lebanese school classroom photo by Russell Watkins / CC BY 2.0

Obtenga más información sobre Mary’s Meals.