Mary’s Meals empieza un nuevo programa de alimentación escolar en Alepo, devastada por la guerra.

Tras un exitoso programa piloto para los refugiados sirios en Líbano, nuestro trabajo en Oriente Próximo está creciendo.

Back to all stories | Posted on 27 Feb 2017 in News

Gracias a ti hemos expandido nuestro programa de alimentación escolar a la ciudad siria de Alepo, esforzándonos en ayudar a los niños que han sufrido largamente tras muchos años de brutal guerra civil para que puedan rehacer sus vidas.

Mary’s Meals, asociada con la organización holandesa Dorcas, trabaja en seis escuelas de la ciudad proporcionando una comida diaria en su lugar de educación a casi 1.500 niños.

En un país en el que 1,7 millones de niños no están escolarizados y en el que el 69% de la población vive en una pobreza extrema, el programa de Mary’s Meals está diseñado para atraer a los niños a la escuela, a aquellos que han soportado inimaginables traumas durante una buena parte de sus vidas, para que puedan recibir una comida nutritiva y, lo más importante, formación.

Magnus Mac Farlane-Barrow, fundador y consejero delegado, ha dicho: “Tras cuatro años de larga batalla por Alepo y decenas de miles de innecesarias muertes, el sitio – por lo menos de momento – ha terminado. Finalmente, los niños tendrán la oportunidad de empezar a recuperar su infancia perdida.

“Gracias a Mary’s Meals, se alimentarán tanto la inmediata y desesperada penuria actual como la necesidad de educación a través de las comidas servidas por los voluntarios locales.”

“La promesa de esta sencilla comida, posible gracias a la continua generosidad y amor de los donantes de Mary’s Meals en todo el mundo, llevará esperanza y estímulo a las comunidades que están dando sus primeros pasos en el largo e incierto camino de la recuperación.”

Esta expansión en Siria es la continuación del primer programa piloto iniciado el año pasado por Mary’s Meals en el Oriente Próximo, cuando – junto a nuestro socio regional Dorcas – Mary’s Meals empezó a trabajar en Líbano proporcionando una comida diaria a los niños sirios refugiados y a sus compañeros de clase libaneses en una escuela cercana a la capital, Beirut.

El programa en Líbano, el cual cuenta con madres voluntarias sirias y libanesas trabajando codo con codo, está ayudando a suavizar las tensiones entre ambas comunidades, en un país que ahora está acogiendo a 1,5 millones de sirios, la mayor concentración de refugiados del mundo teniendo en cuenta su población.

El éxito del programa piloto libanés ha supuesto que recientemente hayamos expandido nuestro trabajo en ese país para llegar hasta los niños del asentamiento de refugiados en Bourj el-Barajneh, a las afueras del sur de Beirut consiguiendo llevar la ayuda de Mary’s Meals a 1.430 niños en Líbano.

Dos tercios de los niños sirios refugiados en Líbano no acuden todavía a la escuela y el 74% de las familias de refugiados de todo el país padecen de inseguridad alimentaria por lo que Mary’s Meals y Dorcas están proporcionando una asistencia muy necesaria a las vulnerables personas que se han visto obligadas a huir de su país devastado por el conflicto.

Magnus continúa: “Estando el conflicto sirio entrando en su séptimo año, sería fácil ceder a los sentimientos de desesperación y desesperanza. Tuvimos la misma triste tentación hace 25 años cuando el trabajo de nuestra organización empezó en respuesta al horrendo conflicto en Bosnia.”

“Pero de la misma forma que fuimos de la mano de nuestros estupendos amigos en Europa del este durante aquellos años, ahora me siento increíblemente agradecido de tener la oportunidad de recorrer este camino con nuestros hermanos sirios y compartir una pequeña parte de su muy pesada carga. Gracias a todos los generosos donantes de Mary’s Meals alrededor del mundo quienes han elegido acompañarnos – paso a paso, comida a comida, niño a niño.”

Nuestra expansión en Líbano y Siria significa que trabajamos actualmente en 14 países. El resto de nuestros programas – que actualmente alimentan diariamente a 1.187.104 niños empobrecidos en su lugar de educación – opera en países tales como Malawi, Liberia, Zambia, Kenia, Haití, India y Sudán del Sur.