Conoce a alguno de los increíbles voluntarios que preparan deliciosas comidas para 36.097 niños en Haití cada día escolar.

Back to all stories | Posted on 14 Aug 2018

Les preguntamos a algunos de nuestros voluntarios en Haití qué les motiva a cocinar y servir Mary’s Meals. Aquí está lo que nos han dicho.

Jennither

Jennither no fue a la escuela, pero quiere que sus nietos aprovechen al máximo su educación.

“Vengo y cocino porque, cuando han comido, los niños pueden trabajar. Es muy bueno para ellos poder comer en el colegio. Entonces, son capaces de aprender y ser educados.” 

Mytha

Mytha cocina y sirve las comidas diarias porque quiere ayudar a construir un futuro mejor para los niños de su comunidad.

“Ahora que tienen comida en la escuela, los niños vendrán al colegio y trabajarán bien en clase. Podrán cuidar de sí mismos y de sus familias en el futuro.”

Clairesani

Cuatro de los niños de Clairesani disfruran de Mary’s Meals en el colegio cada día.

“Entrego mi tiempo con ganas para cocinar aquí porque quiero que la comunidad tire adelante. Muchos padres no tienen comida en casa, por eso es bueno que los niños puedan ir al colegio y comer.”

Sonia

Sonia ha visto la diferencia que las comidas diarias en el colegio suponen.

“Los niños ya no se quedan en casa. Sus padres se aseguran de que vengan al colegio porque saben que aquí comerán. Es importante que los niños asistan al colegio para el futuro de este país y su sociedad.”

Marie-Carmel

Marie-Carmel es voluntaria en la “École Communautaire Sainte Croix” de Hicaque, donde la alimentación escolar se ha introducido este año.

“Vengo a cocinar porque solo con la participación de toda la comunidad podemos beneficiar a los niños. Deseo que crezcan con salud y que venir al colegio les ayude a ser una buena influencia en la comunidad.”

Gracias al duro trabajo y dedicación de voluntarios como éstos, estamos proporcionando comidas diarias en clase a 36.097 niños vulnerables de Haití cada día de colegio.

Únase a la familia Mary’s Meals y ayúdenos a hacer más.