Estoy decidido a terminar el colegio

Unos niños del octavo curso de primaria se disponen a comenzar sus exámenes finales.   

Mary Stokes
Mary Stokes
Communications officer, Malawi

Back to all stories | Posted on 14 May 18 in Messages from Malawi

En este momento en Malawi se respira un ambiente de preparación intensa entre los estudiantes del último curso de primaria, el curso octavo.   

A las 8 am del miércoles 16 de mayo, los alumnos del nivel 8 de la escuela de Primaria a lo largo y ancho de todo el país, cogerán sus lápices – este será el primer día de los tres que duran estos exámenes– para conseguir el Certificado de Educación Primaria. 

No es exageración decir que la nota que saquen les cambiará la vida. De esta nota depende que puedan continuar sus estudios en secundaria o no. 

Por eso en Malawi mientras que la educación primaria en los colegios públicos es gratuita y abierta a todos, sólo unos pocos son seleccionados para estudiar secundaria en un colegio público. La competencia es inmensa entre los estudiantes e incluye a cada uno de los alumnos del octavo curso del país que haya conseguido aprobar los exámenes de fin de Primaria (Certificado de Educación Primaria).  

Si no son seleccionados y desean continuar sus estudios, los alumnos tienen la opción de solicitar admisión en un colegio privado, cuyas cuotas son mucho más altas que las de un público. 


Hastings es un estudiante que está en su último año y que he tenido la oportunidad de conocer este trimestre. Tendrá que enfrentarse a sus exámenes en mayo. 
 
Es un buen estudiante y sueña con llegar a ser médico cuando sea mayor. Por eso se está esforzando al máximo para acceder a un colegio público en septiembre.
 
"Yo llego al colegio a las 5am y mis clases terminan a las 5pm", me dice. También tenemos clases extras los fines de semana, tanto el sábado como el domingo. No vuelvo a casa para comer, así que guardo la mitad de mi comida de Mary´s Meals para tomármela por la tarde".
 
Es un sacrificio muy grande a esa edad, pero si consigue un buen resultado en septiembre, habrá merecido la pena.
 
"Estoy decidido a terminar el colegio", me comenta. "Quiero llegar hasta el cuarto curso de secundaria. Quiero ser seleccionado para un CDSS (Colegio de Secundaria de la Comunidad) que hay aquí cerca, y así podré continuar mis estudios".
 
Y Hastings es uno de los muchos alumnos que están luchando para conseguir su objetivo en mayo.
 


Atupete, estudiante del octavo curso, tiene grandes expectativas de ser seleccionada para estudiar en un colegio de secundaria en Zomba. Para ello, también está asistiendo a clases extra por las tardes y los sábados por la mañana. 
 
"Estoy trabajando mucho este año porque estoy en el último curso de primaria", explica, "quiero ser periodista cuando sea mayor, para informar de lo que ocurre en nuestro país".
 

 

 

 

 


Chipiliro, otro alumno de octavo, tiene una visión similar. Me dice: "el colegio es muy importante porque adquieres conocimento y cuando terminas el colegio, estás capacitado para ser independiente. Quiero ser contable cuando sea mayor, creo que los contables están contentos con lo que hacen".

 
 
Para llegar a este punto de su educación, estos estudiantes han tenido que superar muchos  obstáculos. Estos exámenes son el gran obstáculo final de su recorrido de primaria, y posiblemente, es el más difícil.
 

Mary’s Meals, por supuesto, les acompañará en su esfuerzo hasta el día del examen, con una taza de “phala” (potaje de maíz y soja) muy nutritiva para prepararles bien para el proceso de selección.