Comienza la alimentación escolar en Yemen

El país más reciente de nuestro programa es uno de los que tiene necesidades más urgentes, ya que se enfrenta a un conflicto prolongado y devastador y a unas condiciones cada vez más difíciles.

Back to all stories | Posted on 14 January 22

Aunque hoy en día hay muchos lugares en el mundo que experimentan enormes desafíos, Unicef se refiere a Yemen como "la mayor crisis humanitaria del mundo".

De los 21 millones de personas que se calcula que necesitan ayuda humanitaria, más de 11 millones son niños

La increíble labor de Yemen Aid llamó la atención de Mary's Meals y nos pusimos en contacto para hablar del impacto potencial que nuestro programa de alimentación escolar podría tener en algunas de las zonas en las que trabajan. Esta ONG internacional proporciona miles de cestas de alimentos a las personas y comunidades desplazadas y ayuda a miles de niños desnutridos. También ofrecen apoyo y asesoramiento en cuestiones de higiene, salud y bienestar. Además, llevan a cabo una serie de programas para mujeres: apoyan a las agricultoras, suministran recursos a las empresas femeninas y ofrecen mejora de las capacidades y apoyo psicosocial.

Ahora, en colaboración con Yemen Aid, Mary's Meals proporciona comidas a más de 4.000 niños en cuatro escuelas del distrito de Al Mansoora, en Adén. Este distrito es especialmente vulnerable, ya que alberga a un gran número de desplazados y otras poblaciones marginadas que padecen índices elevados de hambre.

Summer Nasser, director general de Yemen Aid, dice:

"Al embarcarnos en esta nueva relación con Mary's Meals, nuestra esperanza es aumentar el apoyo a los niños haciendo frente al hambre mediante enfoques estratégicos y sostenibles en el sector educativo. El programa de alimentación escolar ampliará el horizonte de estos alumnos que han ido perdiendo el interés por la escuela y proporcionará más seguridad a los padres."

Aprovechando las relaciones existentes de Yemen Aid con estas comunidades y sus líderes, Mary's Meals ha implementado con éxito una comida diaria de un sándwich de pan de pitta relleno con fruta o verduras para cada niño inscrito.

En Yemen, la pobreza y el conflicto a menudo mantienen a los niños fuera de la educación y la coacción al trabajo infantil puede convertirse en una amenaza real. La entrega de un almuerzo nutritivo anima a los niños a volver a la seguridad de las aulas. 

Hablamos con uno de los voluntarios del programa de alimentación escolar en Adén, Mouth Banafaa, sobre lo que le motiva a prestar su tiempo y esfuerzo. Nos dice:

"Me encanta ser voluntario en trabajo humanitario porque esto apoya a la comunidad. Este proyecto es importante para mí porque ayuda a los niños de familias vulnerables a tener acceso a la educación y a mejorar sus oportunidades de aprendizaje."

Después de alcanzar el hito de alimentar a 2 millones de niños en septiembre de este año, la incorporación de Yemen refuerza nuestro movimiento a medida que avanzamos, resueltos en nuestro objetivo de llegar al siguiente niño hambriento.