May 3, 2020

Querido/a amigo/a:

Espero que esta nueva semana os encontréis bien tanto tú como tu familia.

Esta semana ha traído continuas buenas noticias dentro de Mary's Meals, donde un país tras otro han ido informando de los logros alcanzados en cuanto a los acuerdos y la implementación de los diferentes planes para garantizar que los niños sean alimentados en sus hogares, y al mismo tiempo estamos viendo todo tipo de nuevas iniciativas de recaudación de fondos que buscan formas de compensar las actividades planificadas anteriormente, que ya no pueden llevarse a cabo por las circunstancias que estamos viviendo.

En el espacio de unas pocas semanas, hemos logrado reinventar un montón de formas de hacer las cosas que estaban establecidas. Es un logro increíble. Algunos de nosotros podríamos describirlo como un milagro. Otros podrían simplemente ver en esto la verdad del viejo proverbio: "La necesidad es la madre de la invención". Nosotros hemos visto esto como una necesidad porque amamos a los niños a los que servimos.

Pero creo que también hay otra razón por la que esta adaptación tan rápida ha sido posible. Puede parecer que hemos construido muy rápidamente una casa nueva, pero, en realidad, no hemos tenido que construir nuevos cimientos para ella. Nuestra visión, misión y valores son nuestros sólidos cimientos sobre los que seguimos construyendo. Sin ellos, todavía nos podríamos estar preguntando por dónde empezar a cavar, y tal vez ni siquiera lo hubiéramos intentado.

Después de todo, el cierre de escuelas y todas las demás consecuencias de COVID-19 son cosas tan fuera de nuestro control que podría haber sido una elección legítima aceptar simplemente que nuestras comidas diarias ya no podían ser entregadas mientras durara esta situación, y simplemente esperar a que pasara. Lo mismo con nuestra base de apoyo económico: podríamos haber aceptado como inevitable una enorme caída de los ingresos, y planificar estos ingresos, en consecuencia, para servir menos comidas a menos niños. Pero nuestros valores, el corazón de Mary's Meals, no nos dan permiso para considerar ninguno de esos enfoques. ¡Ni por un momento!

Recordemos siempre que tenemos "confianza en la bondad innata de la gente". Lo vemos escrito en negrita a nuestro alrededor en estos días; en nuestros colaboradores que siguen haciendo donativos, sin importar sus nuevas dificultades, y en nuestros voluntarios que siguen haciendo su trabajo sin importar los desafíos que han surgido en sus propias vidas y familias.

Otro de nuestros valores fundamentales es que "respetamos la dignidad de todos los seres humanos y la vida familiar" y, mientras nos esforzamos por servir a cada niño en el hogar, apreciamos cada una de sus vidas y reconocemos la dignidad y la singularidad de cada familia mientras intentan con todas sus fuerzas alimentar y educar a sus hijos. Entendemos más que nunca lo crucial que ha sido "trabajar para desarrollar relaciones a largo plazo, basadas en la confianza mutua con aquellos que implementan y supervisan nuestro trabajo con los pobres" y también somos testigos, en estos días, de los muchos nuevos ejemplos de la "disposición de la gente a rezar y ayunar por nuestro trabajo".

No pretendemos ser "los principales impulsores" de esta misión. No nos pertenece; somos simplemente administradores de este don de Mary´s Meals y estamos al servicio de todos los que desean participar. Tampoco tenemos el control del futuro o somos capaces de predecir cada aspecto del mismo con certeza. Lo que más nos interesa hoy es la necesidad que tenemos ante nosotros ahora, cuando pensamos en este trabajo. Esto no significa que ignoremos la necesidad de planificar el futuro o el deseo de llevar a cabo este trabajo de forma que también tenga como objetivo un futuro mejor para los niños a los que servimos. Lo que sí significa es que no descuidamos las necesidades actuales de un niño por ponernos al servicio de algún futuro o ideología inciertos.

Gracias por todo lo que estás haciendo estos días. Tus pequeños actos de amor son mucho más hermosos y profundos que cualquier palabra... porque Mary's Meals consiste principalmente en hacer, en lugar de hablar, o teorizar, o decir a otros lo que deberían hacer.

¡Que tengas una gran semana! Que Dios te bendiga.

Magnus